Suelta el pasado. Vive el presente. Proyecta el futuro.

Todo cambio que deseas, empieza por ti.

Recuerda el poderoso Ser que ya eres y desde ese estado de consciencia, elije y manifiesta milagros en tu vida.